Su compleja historia de vida desde el nacimiento ha sido el punto de partida para la composición de sus canciones. Elizabeth Sánchez, una joven cantautora nacida en Cuba, ha logrado traspasar los estigmas, los obstáculos y las dificultades para hoy llevar un mensaje de esperanza a través de su música, una alegoría a Dios y al poder que del Cielo baja para superar cualquier calamidad.

“Las dificultades son oportunidades. Creo que debemos buscar la felicidad en medio de la adversidad porque con fe, esperanza y amor podemos alcanzar todas nuestras metas”,dice Elizabeth Sánchez. Ella relata que “desde su primer aliento probó ser una luchadora, aferrándose a la vida”.

Nació en Placetas, Cuba, el 11 de marzo de 1993 en medio de sucesos peculiares y complicaciones durante el parto, que la llevarían a sufrir una broncoaspiración de meconio que le causó tres paros cardiaco-respiratorios. Esto conllevó posteriormente una prologada hospitalización que daría como resultado un estado vegetativo a poco menos del mes de nacida.

Si bien como ella afirma su vida no ha sido fácil y ha tenido que enfrentar junto a su familia muchas dificultades asociadas al negativo pronóstico médico tras su nacimiento, a pesar de todas las limitaciones y condiciones ha luchado por ser feliz y nada la ha detenido.

A sus 29 años no solo ha demostrado sus capacidades motrices y cognitivas superando todas las expectativas médicas, sino que además se ha convertido en una cantante portadora de un mensaje poderoso de esperanza, con el que espera movilizar corazones en América Latina.

Así como se titula su trabajo musical “Nace una esperanza”, conformado por 11 canciones cristianas que hablan de la vida, el amor y la fe, también ha nombrado su ministerio, una fundación creada con el propósito de motivar a las personas con necesidades especiales a alcanzar sus sueños y a superar los retos que trae la adversidad y la desgracia.

A través de talleres, charlas motivacionales, conferencias, conciertos y trabajo colaborativo con oficinas gubernamentales, Nace una esperanza está derribando muros de limitaciones al infundir esperanza real en las familias cuyos hijos luchan con discapacidades.

De su actual producción musical destaca dos composiciones: “Adorable Salvador” y “No temeré”. La primera dedicada a Jesús, el “buen alfarero” que moldea corazones y transforma realidades. La segunda, un grito de batalla en medio de la tormenta, del desierto que atraviesan los seres humanos en medio de calamidades e injusticias, un llamado al Cielo con la confianza de que, si Dios acompaña los días, los nubarrones se irán dispersando.

“He descubierto que la adversidad no hace acepción de personas y toca la puerta de todo ser humano de una manera u otra. Muchos de los obstáculos que he enfrentado en mi vida son debido a las consecuencias de mi nacimiento, pero otros son inherentes a cualquier ser humano. La vida puede ser injusta y no tenemos control de la adversidad y la calamidad, pero si podemos ser sensibles ante las necesidades de los demás”, asegura Elizabeth Sánchez.

Premios y nominaciones

La cantautora Elizabeth Sanchez ha sido nominada y premiada con los siguientes galardones:

*Premios Galardón Internacional 2022. Nominada Mejor Artista Revelación del Año 2022.

*Academia de Arte de Nueva York. Ganadora en la categoría “Mejor Álbum del Año 2021”.

*Premios Redención 2020. Nominada Mejor Artista Revelación del Año 2020.

×