La marca de zapatos María Llena de García, toma en cuenta la coyuntura del país para ofrecer en sus productos una moda responsable con el medio ambiente y la sostenibilidad.

Al enfrentar tantas adversidades en el 2020, las marcas se están empezando a reinventar globalmente, son consientes del provecho que pueden sacar en términos de sostenibilidad. Gracias a esto, los consumidores también han empezado a ser más responsables, y hoy, prefieren un producto de calidad y con durabilidad antes que cualquiera ofrecido en la gama del fast fashion, que no toma en cuenta al medio ambiente, y sólo se encarga de producir contenido a un ritmo acelerado y de bajo costo.

Por esta razón, la marca de zapatos María Llena de García, creada en el 2016 en Cali, Colombia, transmite a través de su concepto de gracia, elegancia y femididad de las mujeres, productos con diseños exclusivos pensados y creados desde la perspectiva del comprador, utilizando los mejores materiales como lazos, drapeados, moños, flecos y tiras.

Los zapatos, si bien son creados con cuero puro, agregan un toque diferencial que se mantiene comprometido con la responsabilidad social al ser creados de forma personalizada para cada cliente, por ende, la marca no crea de forma masiva, su nivel de producción se mantiene a la medida para poder ofrecer mejor calidad en sus materiales, crea menos desperdicio y contaminación y le da más valor al trabajo manual de la empresa.

“siempre haciendo realidad los sueños con los que llega cada una de nuestras clientas”

Adicionalmente, la experiencia para el usuario es increíble porque le da la opción de tener un catálogo con más de 200 opciones de diseños, alturas, materiales y colores para llegar a la exclusividad del producto, así lo confirma la directora de la compañía, María Alejandra Muñoz.

“Tenemos una amplia carta de colores y texturas en 100% cuero, donde nuestras clientas eligen con la asesoría de la Directora Creativa o nuestra asesora de tienda en línea, los zapatos que se ajustan a sus necesidades. Dependiendo de la anatomía del largo y ancho del pie de cada usuaria, sugerimos estilos, tipos y alturas de tacones, materiales que respondan a las necesidades de comodidad que todas queremos, pero siempre haciendo realidad los sueños con los que llega cada una de nuestras clientas”

Actualmente, la marca lanzó su colección “la vida es bella”, que, con la inspiración del 2021, trae consigo la idea de florecer, fluir, soltar y liberar. La colección cuenta con una paleta de colores alusivos a la serenidad, a la feminidad y a la delicadez que combinan perfectamente con colores neutros y de color pastel.

 

Por Juan Sebastián Sánchez Lara

×