Blog

WhatsApp Image 2018-07-05 at 11.00.17 AM (1)

Vicente Fernández representado por un colombiano que tiene sangre mexicana ¡A lo mero macho!

  |   Perfiles

Alejandro Fuentes es un bogotano que creció con la música mexicana, debido al gusto musical que sus padres le inculcaron. A pesar de que tuvo pocos estudios profesionales, fue perfeccionando su voz a medida que iba trabajando con diferentes grupos de mariachis, donde poco a poco la vida le presentó a personas que lo ayudaron a fortalecer su carrera musical.

 

El cantante colombiano, luego de trabajar por dos años con los mariachis de la Playa de los Músicos, viaja a México y conoce toda la cultura y profundiza el gusto por la música mexicana. Luego llega a Colombia con la decisión de presentarse al programa “Yo Me Llamo” donde a pesar de solo pasar dos filtros, tuvo un gran reconocimiento por parte de los colombianos y todo esto lo llevo a viajar por varias ciudades de Europa. Alejandro estuvo con Revista Gente Rosa hablando acerca de su vida profesional y los proyectos que tiene próximamente.

 

¿Cómo ha sido su contacto con la música desde pequeño?

Mi papá y mis tíos hacían sus fiestas caseras a punta de guitarra donde también se escuchaba a Alci Acosta, Julio Jaramillo, Vicente Fernández, entre otros, además mi mamá era muy apasionada por Vicente y me llevaba a ver películas de él. En este plan, me dio curiosidad por la música mexicana. En el colegio siempre fui muy tímido, pero en el bachillerato me arriesgué a participar en eventos artísticos cantando baladas que era lo que sonaba en ese entonces.

 

Yo trabajaba en una fábrica de alimentos y estudiaba a la vez en un colegio no muy cercano, en el recorrido pasaba por la Playa de los Músicos, y todos los días los miraba y decía “Que bien estos músicos, su vestidura y sus sombreros, me gustan mucho”. Un día decidí bajarme y preguntar por un profesor de canto de música mexicana, Víctor Espinoza; me conectan con él y en varias conversaciones me da algunos consejos y pautas para continuar con mi gusto por la música mexicana.

 

Comienzo a tomar clases particulares de Técnica Vocal que en ese entonces me salían un poco costosas, pero de esta manera me animé a comprar el traje y el sonido y comencé a trabajar con los Músicos de la Playa, este es realmente el inicio de mi carrera.

 

Después de dos años de estar trabajando con mariachis, se acerca Orlando Medina, dueño del bar Noches de Garibaldi, y me dice “Alejandro me han dicho que tú cantas, ¿te gustaría trabajar en mi negocio?” y claro yo súper emocionado comencé a trabajar con él, con unos mariachis muy buenos, con horario fijo, y  así dure siete años, haciendo lo que me gustaba.

 

Luego me fui a México porque estaba ‘cayendo’ en la imitación, y pues en esa época este tema no era tan bien visto como ahora. La gente me decía “saca tu voz, te pareces a Vicente”, así que al llegar allá lo primero que hice fue conocer la cultura y todo lo relacionado con la música mexicana, además era espectacular ver a los mariachis cantar porque es lo de ellos. Recorrí casi todo el territorio mexicano buscando trabajo porque en verdad había mucha competencia, pero en Guadalajara tuve la oportunidad de participar en dos encuentros internacionales de música mexicana y cumplí un sueño que fue conocer al mejor mariachi del mundo, El Mariachi Vargas, compartí con ellos, les hice preguntas, incluso con ellos estuvimos participando en Guinness Records de la Cámara de Comercio de Guadalajara donde cantábamos y tocábamos 800 músicos al mismo tiempo, fue una experiencia increíble.

 

Me devuelvo en el 2014 para Colombia y me encuentro con el programa “Yo Me Llamo” y de una tome la iniciativa de inscribirme, me fue relativamente bien, pase dos filtros pero no a galas. De ahí salgo a trabajar en un negocio que se llama Rancho Garibaldi, pero ya no me hallo trabajando en una taberna, no me siento cómodo trabajando con horario y eso, así que me voy para Ecuador y participo de nuevo en el programa “Yo Me Llamo” pero por cuestiones económicas me devuelvo a Colombia.

 

¿Qué proyectos tiene para lo que resta del año?

Voy a dejar a Vicente para lanzarme como Alejandro Fuentes, me ha dado satisfacción lo que ha pasado con este personaje, pero creo que es hora de dejarlo teniendo mi propia voz. Es un proyecto muy bonito que está en proceso donde voy a cantar cover de ranchera o popular además de sacar mi propia música, ya estamos a mitad de este proyecto.

 

WhatsApp Image 2018-07-05 at 11.00.18 AM

Como se define profesionalmente en tres palabras

Perseverante: Porque aunque yo no he pasado como tal por una escuela de música profesional, he buscado por mis propios medios la manera de hacer siempre las cosas bien, vocalmente hablando.

 

Apasionado: Desde que escuche la música mexicana se me metió en la sangre. Incluso cuando yo cantaba la gente no sabía que yo era colombiano debido a que mi voz era muy parecida a la de Vicente.

 

Disciplinado: En este medio hay que tener cuidado porque te puedes desviar. Es tener claro lo que quieres y lo que vas a hacer. Yo normalmente hago mucho ejercicio, me gusta estar actualizado con la música y estudiar todo sobre la música. Si uno no tiene disciplina en todos los aspectos, no se mantiene bien de alguna manera.

 

Como se define como padre/hijo/amigo

Yo siempre he tratado de ser la misma persona tanto profesional como personalmente. Me considero buen amigo porque no soy egoísta, ni rencoroso, mi vida es muy sencilla, me gusta mucho compartir con mi familia. Desde que me levanto estoy muy alegre, trato de aprovechar el mayor tiempo con mis seres queridos y hacerlos sentir en un ambiente agrada

ble.

 

¿Algún mensaje para los lectores de Revista Gente Rosa?

No hay que dejar de soñar, desde que llegue de México le dije a mi mamá que me pintara el cabello de blanco porque quería parecerme realmente a Vicente, con eso fui acercándome más al vestuario, a la voz, a lo físico, porque realmente no es fácil. Un sueño te lleva a otro, yo no me imaginé estar en Europa realizando presentaciones de un cantante tan importante como Vicente, ni en México conociendo aún más su música. Lo que se debe hacer es soñar, avanzar y ser perseverante.