Blog

WhatsApp Image 2018-10-12 at 11.07.06 AM

Paola Palacio llena vidas a través de la creación de carteras y aretes hechos totalmente en cuero

  |   Tendencias

El amor por las carteras y el gusto por el cuero, fueron creciendo junto a la Diseñadora especializada en el Diseño de Carteras y Zapatos de la Arsutoria School de Millán, la pasión que tiene por esto es heredado de sus padres ya que su familia siempre estuvo ligada a los productos hechos en cuero.

 

En su camino profesional y como directora creativa de la marca, Paola Palacio se inspiró en las mujeres emprendedoras, sofisticadas, esas que tejen historias y plasman amor en sus productos. Gracias a su talento fue nominada a un premio en New York de Diseño de Marroquinería, en el que no ganó pero quedó entre los cinco finalistas siendo la única colombiana nominada. Para hablarnos más del tema, Paola estuvo con Gente Rosa y esto fue lo que nos contó:

 

¿De dónde viene la pasión por la creación y el diseño de diferentes productos en cuero?

Mis papás tienen empresa desde hace 30 años, de ahí viene el tema de la curiosidad por el cuero, el color, los diseños, porque ellos me llevaban con mi hermana a la fábrica y yo cortaba pedacitos, los pegaba en agendas, cuadernos y mi mamá era encantada con todo lo que hacía. Pero con el tiempo comencé a apoyarme en la infraestructura que ellos tenían, por ejemplo yo le decía “Ma es que yo quiero hacer una agenda en cuero” entonces yo hacia los cortes y ella ponía a un empleado a que me ayudara en lo que me hiciera falta.

 

¿Qué le hizo tomar la iniciativa de crear su propia marca?

Mi familia siempre ha hecho calzado, entonces yo también estaba ligada a eso, al momento de estudiar una carrera pensaba en tener una empresa a mi cargo, entonces lo que hice fue estudiar Diseño y a mitad de carrera hice un intercambio a Estados Unidos y allí quise hacer una empresa de marroquinería. Trabajé cuatro meses en ese sueño y finalmente llegué a Colombia con la plata que recolecté, terminé mi carrera y empecé a hacer bolsos y todos me compraban, pues eran muy bonitos y baratos.

 

Eso empezó así y yo dije “bueno, voy a crear una marca, bien estructurada y quiero que sea mi nombre” en ese momento la marca se llamaba Pao Palacios y pues como todo, hubo altibajos; hace dos años me enfermé y me tocaba quedarme en casa por 30 días, así que aproveché esos días para unir dos cosas de mi vida que siempre me han apasionado: carteras y sanación.

 

Pienso que uno tiene que hacer productos que llenen vidas, que transformen personas, ese es el concepto con el que hice la renovación de marca que ahora se llama Paola Palacio, entonces con esta renovación queremos mostrar solidez.

28575615_10155589874287144_2726517858807840768_n

¿Cómo es el proceso de la creación de diseños?

En este proceso de cambio, me encontré en el camino con una persona que ya conocía, que es pintor e ilustrador bogotano y pues pienso que el arte y el color pueden ser una manera para transformar la vida de las mujeres, entonces lo busqué y le dije que hiciéramos algo como un producto que pudiera tener un activador de innovación; convertir un bolso en una obra de arte.

 

Eso es lo que estamos haciendo, tengo dos líneas que son la mía y la que tengo junto al pintor Lucho Salcedo y nos ha ido muy bien en el exterior.

 

¿Cómo ha sido el recibimiento de las personas frente a las carteras y demás productos que vende?

Excelente, está pasando algo muy extraño y es que los hombres están comprando carteras no para ellos, sino para regalar, incluso la gente compra mucho para llevar al exterior y ese es buen síntoma en el sentido en que la gente ve un producto autóctono, diferenciado y que representa al país.

 

¿Qué proyectos tiene para lo que queda del año?

Vamos a lanzar la nueva colección con inventario, ¿qué pasa cuando uno hace eso? disminuye la brecha entre sacar una colección y que la gente la pueda usar ya. Aunque esto no es moda sino atemporal, porque es un producto que hoy está y en un año la gente puede querer el mismo y obtenerlo.

 

Entonces en este momento estamos haciendo inventario tanto con las carteras como con los aretes, la idea es cerrar el año con 1.000 unidades de aretes y esa es nuestra meta porque llevamos trabajando 75 días en producción y en venta.