Blog

motoa horizontal

Dejando Huella Verde con Luis Eduardo Motoa

  |   Dejando Huella Verde

Huella Verde con Luis Eduardo Motoa

 

 

 

 

Por: Pablo Andrés Bacca Sánchez

@pabloandresbaccaImprimir

 

Fotografía: Juan Franco

@juanfrancofotografo

 

 

Luis Eduardo Motoa ha estado vigente siempre. Desde que finalizó la serie Padre e Hijos se dedicó al cuidado de su granja alternando su tiempo con la actuación en importantes y reconocidas producciones entre varias: Rosario tijeras; La Reina del sur; Allá te espero; Laura, la santa colombiana; Narcos; La mamá del 10.

 

Este pedagogo, programador neurolinguista y egresado de la escuela de arte dramático es amante del campo y promueve el autocultivo de frutas, hortalizas y la cría de animales de granja, con el fin de motivar a las personas a cuidar el medio ambiente y hacer más estrecha la relación del hombre con la madre tierra.

 

Su proyecto de vida está dando frutos que se notan a simple vista en la Granja el Bosque en el municipio de Subachoque Cundinamarca, en la vía que conduce hacia La Pradera en la vereda Casa Blanca. Un lugar lleno de naturaleza y verde que fue creado por Luis Eduardo y dos amigos más hace 22 años.

 

Al principio cuando compraron el predio habían dos vacas y con ellas empezaron a hacer yogurt orgánico y lo comercializaron en Bogotá y con las utilidades empezaron a crear un bosque sembrando con sus propias manos, árboles nativos colombianos de diferentes variedades, algunos medicinales y de alimento para fauna y consumo humano. Hasta el momento han sembrado más de seis mil árboles de cincuenta especies, algunos de 8 y 10 metros de alto.

 

 

motoa2A partir de allí crearon un proyecto pedagógico que hoy en día es un lugar visitado por muchas personas entre colegios, universidades y empresas para desarrollar distintas y variadas actividades como: visita a la granja y talleres enfocados en cuidado de la naturaleza, ser amigables con el medio ambiente, sensibilización del bosque, reflexión, empoderamiento, emprendimiento y hasta repostería entre una gran variedad de opciones.

 

Esta granja autosuficiente fue creada para enseñar cómo cultivar alimentos, reforestar, cuidar las diferentes especies de animales y por medio de la actuación, donde Luis Eduardo es todo un experto, contar historias de la naturaleza en el contexto del taller de sensibilización en el Bosque, en donde se cuentan las historias a través del arte. Se hace una puesta en escena y se describen las plantas que están sembradas allí, comprendiendo su importancia, características, beneficios curativos y medicinales. Todo a través de la lúdica.

 

Otro taller tiene que ver con la práctica pecuaria, donde niños y jóvenes tienen acceso a reconocer las especies menores como conejos, gallinas y ovejas, en sus respectivos establos.

 

Los visitantes aprovechan el espacio para aprender que en espacios muy pequeños, a través de cultivos hidropónicos, se puede tener una huerta y alimentarse de ella; también aprenden a hacer compostaje, abonos orgánicos que en el mercado pueden costar muchísimo dinero, experimentan todo lo que tiene que ver con plantar árboles y entienden el significado del reciclaje para el beneficio propio.

 

La Granja El Bosque permite que hasta los más pequeños comprendan, a través del arte y el juego, algunas tareas ecológicas que con seguridad pondrán en práctica en sus hogares, transformando, incluso, las mentes de sus padres.

 

 

motoa3Este es un proyecto en el que la comunidad está involucrada. Existe un grupo de pedagogos especialistas en cada área y en la vereda Casa Blanca, donde está ubicada, están haciendo una red social con los campesinos de la zona para que trabajen con ellos y tengan una mejor calidad de vida. Y por otro lado, la comunidad de la zona se está convenciendo de que la reforestación es necesaria para recuperar una zona devastada, que estuvo llena de químicos por la siembra de papa y de trigo.

 

Conocer la granja El Bosque nos permite dimensionar la capacidad del ser humano para reinventarse, cuidarse y autosostenerse. Luis Eduardo Motoa permitió a Revista Gente Rosa visitar su casa, su granja y todo el trabajo que allí realizan, esto fue lo que nos contó:

 

Qué es la granja El Bosque?

Este es un proyecto pedagógico en un espacio abierto que se basa en la educación experimental en donde ponemos en práctica los conocimientos adquiridos sobre la naturaleza, la ecología y el cuidado del medio ambiente en el aula de clase.

 

Por qué venir a conocer la granja?

Porque es una experiencia que te permite desconectarte de lo cotidiano, darte un baño de bosque, de naturaleza, de tranquilidad y de buen respirar. Aquí aprenderás a través de nuestros talleres para niños, jóvenes y empresas, la inmensidad de la naturaleza y todo lo que nos puede ofrecer.

 

Qué talleres recomiendas?

Muchos talleres, pero por nombrar algunos: para los niños hacemos talleres pecuarios en donde aprendemos de variedades de animales que tenemos aquí cabras, conejos, ovejas, gallinas, faisanes, pavos reales, llamas, burros, caballos pequeños. También talleres de repostería láctea con los productos que sacamos de la granja como son la leche, el kumis, los quesos y la fruta.

 

Hacemos actividad para los jóvenes de bachillerato, donde trabajamos aspectos de emprendimiento y el área vocacional, tenemos un taller de narrativa que tiene que ver con comprensión de lectura, un taller de apicultura y huerta orgánica.

 

 

motoa1Cuál es el papel del arte en este proceso de aprendizaje?

Es muy oportuno en los talleres de teatro, yo soy actor y sé lo conveniente que es el arte para una persona, para mejorar, para ser mucho más persona, mucho más espontaneo.

 

Que influencia tiene la parte ecológica dentro de la neurolingüística del ser humano?

Es fundamental porque para mí eco lógico es una resonancia de un sentido lógico en correlación con la naturaleza y parte de lo que se trata justamente de lo que hacemos aquí.

 

Este proyecto está basado en programación neurolingüística que es el análisis y el estudio de la estructura del pensamiento, en palabras sencillas, es todo lo que tu construyes desde tus propias emociones desde tus propios pensamientos y como conviertes eso en un hecho real.

 

Qué  idea tienes sobre el cuidado del planeta?

Hay una falsa idea, la de que “el planeta se va a acabar” y más que una falsa idea es una desinformación. Las personas deben aprender que el planeta es un ente vivo y somos nosotros los que tenemos que cuidarlo porque posee la capacidad y la paciencia de volverse a regenerar. En ese contexto, nosotros somos los apropiados para cuidarlo y ayudar a su regeneración.

 

Cuál es el aspecto que más te asombra de la naturaleza?

La naturaleza es un todo, pero lo que más me asombra es que allí está el conocimiento, la medicina, la tecnología y por supuesto, la capacidad del hombre para observarla.