Blog

portada edwing 3

Edwing Pinzón

  |   Que Nota

Edwing Pinzón, un artista plástico y realizador de escenografías que logro su sueño gracias a Escuela Taller Bogotá.

 

 

 

 

primera edwing 2Edwing Pinzón Gámez, un joven emprendedor y con mucho talento en el diseño de escenografías y arte plástico, en una oportunidad que se le presento en la Escuela Taller Bogotá, que hace parte de la red nacional Escuelas Taller de Colombia, Herramientas de Paz, el cual implementa las líneas estratégicas definidas para la cultura en el marco del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno, logro desarrollar su proyecto de vida y encontrar en este oficio la pasión que antes no tenia.

 

Este programa tiene como objetivo, alcanzar un fortalecimiento de la apropiación social del patrimonio cultural, fortalecimiento de los procesos de formación artística, de creación cultural y fortalecimiento de industrias culturales, además de la gestión, identidad y divulgación de procesos culturales locales y regionales.

 

Revista Gente Rosa, visitó “Escuelas Taller Bogotá, sede Venados” y el taller de escenografías de Edwing Pinzón, en entrevista para la sección” Que Nota”, compartió detalles de su experiencia en este programa, cual fue el aporte que obtuvo para su proyecto de vida y como logro construir el sueño de hacer realidad su propio taller de escenografías “CERO ES3 SCENERIES” y todo lo que ha vivido para convertirse en una persona ¡Que Nota!

 

 

 

 

¿Cómo fue el proceso para hacer parte de esta Escuela Taller Bogotá y que lo incentivo a hacer parte de esta escuela?

 

En el país hay pocos espacios o lugares donde uno pueda aprender el tema de construcción de escenografías, diseño y elaboración, realmente los pocos que hay son de personas que han aprendido a partir del oficio, pero no hay muchos sitios donde se pueda aprender elementos más técnicos o formales para la producción en el caso de las escenografías,  esto fue gracias a un amigo,  quien me invito a que me presentara a la Escuela Taller, a una convocatoria de un proyecto piloto para estudiar escenografía, entonces decidí inscribirme, me aceptaron y dure estudiando dos años, los cuales fueron muy interesantes y al mismo tiempo fui enriqueciendo todas las inquietudes que tenía hacia el tema de las escenografías, ahí aprendí con profesores que invitaban para darnos clases, personas que venían de otros países y de Colombia, quienes llevaban varios años en el tema de la construcción de escenografías, aprendimos muchas cosas entorno al teatro, al cine, la televisión y la elaboración de comerciales.

 

 

¿Cómo es el proceso de aprendizaje en la Escuela Taller de Bogotá?

 

 

Fue un proyecto piloto que iba teniendo algunos cambios en el proceso de formación, pero si teníamos algunas muy definidas, como por ejemplo dibujo técnico, dibujo arquitectónico enfocado en la escenografía, geometría, temas de matemáticas, maquetas y visitas a todos los teatros de Bogotá para saber cómo es el funcionamiento, las diferentes clases de escenografías que se realizaban y diferentes técnicas, como manejo en el tema de la madera y otro tipo de materiales, a medida que el proceso iba avanzando, nos  nutríamos de esas técnicas que pocos conocen o los que las saben no ofrecen la posibilidad de compartirlas, porque son técnicas a veces un poco empíricas.

 

Cuando estaba terminando mi formación, surgió una convocatoria para participar en un proyecto de emprendimiento, en el cual decido participar y afortunadamente gano uno de los premios, se llamó “piezas únicas para espacios comunes”  lo cual era la elaboración de unas piezas que tenían que ver con elementos escenográficos, pero también tenían una función y era proyectar luz y generar ambientes, ese fue uno de los grandes logros gracias a la Escuela Taller  Bogotá, porque a partir de ese premio surgió la idea de diseñar mi propio taller de la mano de las personas que conocí en este programa.

 

Entonces a partir del trabajo que realizaba y de mis estudios en la escuela, las personas se dieron cuenta que mi trabajo, el cual es muy bueno, de calidad, responsable y muy profesional, decidí construir mi primer taller, que quedaba cerca a mi casa un espacio muy hermoso, pero algo pequeño que se llama “CERO ES3”.

 

 

 

 

edwing dos

 

 

La metodología o pedagogía que implementan en este programa es muy práctica ¿cuéntanos como asumiste ese proceso?

 

 

La metodología que se desarrolló en los talleres de escenografía, era una parte de teórica donde teníamos elementos, como por ejemplo, extraer la escenografía de un texto o de una historia, a partir de  la lectura de esa historia, debíamos diseñar con algunos lineamientos teóricos, ese el primer paso diseñar  y construir el espacio posible, el segundo  es como lo voy hacer, con qué tipo de materiales, si es factible económicamente, esto se tiene que mirar también, una tercera fase es elaborarla.

 

 Entonces son tres fases:

 

  1. Lectura del texto.

  2. Diseño de la escenografía

  3. Elaboración de la escenografía.

 

Otro ejemplo era extraer una escenografía que ya estaba diseñada, en un momento La Ópera de Colombia nos donó varias escenografías, las cuales teníamos que construirlas, después darle otro sentido a esa misma, es decir la escenografía que ya estaba construida, teníamos que deconstruirla y volver a armar otra con esos mismos elementos, hay poníamos en práctica todo lo que se aprende de la teoría y en la otra parte que era en el manejo de los materiales.

 

 

¿Qué aporto a tu vida la experiencia de haber hecho parte de la Escuela Taller Bogotá?

 

 

Yo estudie artes plásticas, pero realmente mi pasión no estaba enfocada en la escenografía, es a partir de estudiar escenografía en esta escuela que se me abrió un camino o una puerta y es en ese momento donde asumo que voy a vivir de eso, lo que actualmente es así, yo vivo de la elaboración de escenografías, gracias a lo que aprendí acá.

 

 

 

ultima edwing

 

 

 ¿Como fue el proceso para diseñar tu taller y para lograr mantenerlo?

 

 

A partir de haber estudiado en la Escuela Taller Bogotá, empecé a hacer contactos, el problema que tenía era que no contaba con un espacio para poder hacer mi trabajo, al comienzo me tocaba alquilar lugares para trabajar, lo cual era un poco limitante, después de eso decidí arriesgarme y es ahí donde construyo un primer taller cerca a mi casa, era muy pequeño pero gracias a  que me iba saliendo más trabajo se creó la necesidad de buscar un espacio mucho más grande, fue  así como decidí alquilar un lugar más amplio y actualmente estoy en eso, ya cuento con un taller más acreditado, donde tengo productores que me llaman para hacer escenografías, siempre hay algo para hacer, de ahí es donde me he ido manteniendo  en el trabajo.

 

Decidí ponerle el nombre de “CERO ES3 SCENERIES” al taller con la intención de tomarle un poco el pelo a la vida y el nombre surge debido a que este es un medio donde los trabajos implican que estén rápido, siempre hay una presión psicológica y cuando la gente empieza a apresurarme en los montajes o en las entregas les digo “Cero Es3”.

 

 

 

 

edwing taller

 

 

¿En que están inspiradas esas escenas que tu diseñas o deben tener un lineamiento que exija la empresa que lo quiere?

 

 

Lo interesante de la escenografía es que cada vez que surge un trabajo es un mundo distinto, lo cual es muy enriquecedor porque hay que crear, en ocasiones los clientes llegan con sus diseños y sencillamente lo que hago es construir, en otros casos es más enriquecedor debido a que llegan con una idea y yo aporto al diseño, es interesante porque me toca empaparme más de ciertos temas, el enfoque mío o lo que me mandan hacer las personas ya son cosas especiales, son escenografías que tienen cierta complejidad, hay unas muy sencillas, muy básicas como sillas, mesas, paredes, pero hay otros  trabajos más interesantes que tienen que ver con cosas mecánicas, luz,  el movimiento de objetos, como una vez me toco hacer una maleta, la cual se tenía que transformar en una tarima, después en un a licorera,  entonces se vuelven unos dispositivos tan particulares que al final son complejos a la hora de elaborarlos,  pero al mismo tiempo nos dan la oportunidad de crear, en otros casos,  hay que leer los textos y proponer mundos.

 

 

 ¿Cuáles han sido tus principales logros con tu taller?

 

 

Para mi es el reconocimiento de un buen trabajo, ese es el gran logro, junto a la satisfacción de hacer las cosas bien, de ir aprendiendo e ir conociendo diferentes procesos.

 

¿Cuál ha sido el trabajo más memorable que has hecho?

 

 

Han sido varios, en cada momento que uno está elaborando una escenografía es un placer, es algo que satisface diariamente, pero de trabajos, si hay uno que hice para Mapa Teatro hace un par de años, donde trabaje con un amigo, teníamos que hacer unos mecanismos de robot y  reloj, él me enseño el manejo de piñones y de articulaciones, ahí aprendí mucho,  ese trabajo fue interesante, y otros entre ellos uno que hice para una obra que se llama “ La Cantina” que era un mecanismo visualmente muy sencillo, pero son unas paredes que se mueven y giran, que en el proceso de la construcción y previo al diseño fue complejo, también para la escenografía de la obra de teatro “El Bolero de Ruben”.

 

 

 

 

trabajo edwing

 Fotografía: Juan Carlos Mazo

 

 

¿Tres palabras que te definan como artista?

 

Talento, eficiencia y disciplina.

 

Talento porque se necesita tener alguna sensibilidad y herramientas técnicas y conceptuales para poder realizar el tema.

 

Eficiencia porque en la vida o en este trabajo de escenografía, si alguien se compromete a entregar un trabajo para un día, es ese día, entonces uno tiene que ser muy eficiente a la hora de construir, crear y elaborar.

 

Disciplina porque considero que todo el tiempo se debe tener disciplina, uno tiene que estar estudiando y trabajando, con tiempos de descanso, pero la disciplina es fundamental.

 

 

¿Cómo te ves en 10 años?

 

 

En 10 años me imagino haciendo cosas propias, no tantas que me envíen hacer sino trabajos más personales, esa es la otra parte, aparte de lo que hago de escenografías que es algo muy comercial, también a la par tengo mi producción particular, entonces eso me gustaría en 10 años estar construyendo cosas propias y exhibirlas.

 

 

¿Un consejo que le quieras regalar a esas personas que en ocasiones no cuentan con los mecanismos o recursos económicos para lograr hacer sus sueños realidad?

otra edwing2

 

En mi caso fue igual, cuando estudie la situación era un poco complicada en cuanto a lo económico, pero tome la iniciativa, considero que es algo que cada uno debe asumir, el consejo es que lo que uno vaya a hacer siempre debe hacerlo muy bien, es decir que lo que uno haga en la vida debe hacerse con convicción, de una forma honesta, esmerarse en hacer siempre un buen trabajo, independientemente del dinero, porque en este trabajo a veces se pierde, como cada cosa es tan particular, no hay un estándar para cobrar una escenografía, pero si uno lo hace bien y con calidad, al final las personas se darán cuenta del trabajo, a mí me ha pasado eso cuando hago un trabajo, me siguen llamando.

 

 

¿Recomendarías la experiencia que viviste en la Escuela Taller Bogotá a otras personas?

 

 

Claro que sí, desafortunadamente son pocos los espacios como esté que hay en el país, son los que necesitamos, para personas que no contamos con recursos económicos para acceder a estos procesos o programas académicos, por eso lo recomendaría y ojalá se siga manteniendo la escuela taller en sus diferentes ejes.