Blog

margarita ortega 5

Dejando Huella Verde con Margarita Ortega

  |   Dejando Huella Verde
cuadro3-02

Por: Brenda Nickolle Ramírez Aponte

@nickolleramirez

 

Fotografía: Juan Franco

@juanfrancofotografo

 

 

Margarita Ortega, además de Actriz, periodista y presentadora, comparte su gran pasión en un proyecto natural y saludable Estoy Verd”.

 

Hace 16 años decidió tomar conciencia sobre su cuerpo, debido a que padecía alergias respiratorias; en busca de mejorar su salud, se encamino en la alimentación consiente e inició junto a su médico el proceso de recuperación.

 

En ese momento se encontró con la alimentación saludable y mediante la adaptación de este nuevo estilo de vida vegetariano ha encontrado la inspiración para escribir dos libros: Regresa al origen y El perfecto balance, los cuales se unen para hablar de recetas y alimentación sana, con el fin de mostrarle a los lectores los beneficios de esta forma de nutrición.

 

Margarita tomó esta decisión sin implicar a su familia pero a lo largo de todo el proceso sus hijos decidieron involucrarse poco a poco. La presentadora dice “si comes mal tu familia va a comer mal”, con esto invita a dar el ejemplo y así dar el ejemplo en cualquier entorno.

 

Estoy Verd”, es un proyecto que se centra en la alimentación sana para todo tipo de personas, con el fin de que los seguidores tengan varias elecciones de comida y postres naturales, hechos con  alimentos que provienen de la tierra, cultivo y que son ricos en nutrientes.

 

Si bien es cierto que el ser vegetariano no es la cura para todo, puede ayudarte a mejorar muchos aspectos de tu salud, sin olvidar que es un proceso que debe realizarse con responsabilidad y permanencia. “Tienes que hacerlo por ti mismo, nadie te puede dar doctrina sobre esto, simplemente hazlo, aliméntate bien, y cuando empieces a encontrar la transformación de tu cuerpo no vas a querer volver a atrás” dice Margarita.

 

margarita ortega 1

Fotografía: Juan Franco @juanfrancofotografo

De esta forma la alimentación saludable no tiene rango de edad, desde los más pequeños pueden disfrutar de frutas y verduras. En la en la cuenta de Instagram de “Estoy Verd”, se pueden encontrar variedad de recetas para cocinar un delicioso plato balanceado.

 

Este proyecto será de gran ayuda si quieren alimentarse mejor y no saben cómo, ya que tiene todo tipo de recetas con ingredientes que pueden conseguir en cualquier lado.

 

Margarita Ortega estuvo con nosotros en la Revista Gente Rosa contándonos todo acerca de este gran proyecto.

 

Fotografía: @juanfrancofotografo

Fotografía: Juan Franco @juanfrancofotografo

 

Imprimir

¿Cómo inició el proyecto Estoy Verd?

Cuando uno encuentra algo bueno quiere compartirlo con los demás, y más que querer es una responsabilidad que se tiene, entonces lo que hago es compartir mi experiencia de vida, las cosas que me ha hecho bien con personas a quienes les interesen. En esa medida he tenido varios proyectos y con el auge de las redes sociales me di cuenta que había una manera mucho más directa y rápida de poder compartir este mensaje y tener un feedback con las personas que lo recibían.

 

Estoy Verd” es alimentación consciente para todas las barrigas, es alimentación natural, real y allí hay tips que tienen que ver con todo este concepto que es mi estilo de vida, hay recetas porque me encanta cocinar, porque además entendí que regresar a la cocina es verdaderamente regresar al origen, es poder estar mejor en todos los sentidos, no solo en el alimento en sí sino en el alimento para el alma. Hay tips verdes y pensamientos de cosas que me pasan todos los días y los comparto con las personas que siguen la cuenta de Instagram.

 

¿Por qué la alimentación saludable es buena y cuáles son los primeros pasos para iniciar con este tipo de comida?

El termino saludable me parece el más cercano, pero a la vez trillado porque lo hemos destrozado, entre saludable y natural hemos convertido todo en un cliché que es realmente una masa amorfa donde no entendemos qué es lo verdaderamente bueno, en esa medida estamos un poco perdidos y tenemos demasiada información nutricional pero no sabemos qué comer.

 

Hemos tergiversado todo y pensamos que comer de manera equilibrada es comer todo lo que viene en una caja con un símbolo de “natural”, pero si luego uno se pone a leer las etiquetas de lo que traen estas cajas o paquetes, se da cuenta que está lleno de conservantes, colorantes, una cantidad de ingredientes que no son alimento y que nuestro cuerpo no reconoce como eso y al hacer esto no puede asimilarlo, la nutrición básicamente es asimilación y excreción. Si tu cuerpo no lo reconoce, lo convierte en una toxemia y esto genera enfermedades que en este momento son crónicas o letales.

 

Los pasos fundamentales son: entender que es lo natural y lo saludable; es lo que te hace bien, tu no necesitas que una manzana se convierta en una compota y dársela a tu hijo en la lonchera para saber que es mejor darle la manzana que tiene todos los macronutrientes, micronutrientes, encimas, fibras, que algo que ya está procesado y envasado. No necesitamos hacer un gran estudio para entender que lo que verdaderamente te hace bien es lo que está vivo, lo que te da salud es lo que te da vida y es lo que proviene de la tierra.

 

Comer comida de verdad: viene de la tierra no del paquete, y es por lo que estamos evolucionando, siempre es bueno regresar a la plaza de mercado.

 

¿Qué tipo de contenido sube a la cuenta de “Estoy Verd”?

Me encantaría que todo el mundo fuera vegetariano, pero de eso no se trata el contenido experiencial que comparto con las personas, yo soy vegetariana vegana pero mi alimentación, lo que comparto con la gente, es útil para todo el mundo porque más allá de cualquier otra cosa, lo que ofrezco son opciones para todo tipo de barrigas, eso significa que hay opciones para aquellos que quieren aumentar su ingesta de frutas y verduras, para los que son intolerantes a lactosa, tienen problemas con las grasas saturadas o grasas trans, que están buscando mayor digestión y han perdido la oportunidad de tener fibra real, que no venga de un tarro, lo que yo trato de ofrecerle a las personas son opciones que se nos han cerrado a través del mercado y la industria de la publicidad.

 

Este es un nicho abierto para todo aquel que quiera comer, lo que no significa que todos los veganos comamos bien, lo importante es comer con consciencia, regresar al origen. Pienso que las pautas principales son tan básicas que las puedes seguir sin necesidad de sentir que estas rompiendo un esquema natural.

 

¿De donde conoce las recetas que prepara en “Estoy Verd”?

Hace 16 años no había tanta tecnología como ahora, era mucho más difícil obtener información, entonces me tocaba preguntarle al amigo del amigo, ir a la biblioteca, ir al restaurante vegetariano que quedaba en un solo punto de Bogotá, y así me di cuenta  que lo que tenía que hacer era aprender no solo a cocinar sino a veganizar los platos y que si quería alimentarme bien y rico, me urgía cocinar.

 

Algunas recetas son mías, otras me las encuentro por el camino y las adapto a los ingredientes que tenemos en nuestro país, porque si uno de ‘verde’ quiere reducir un poco la contaminación, debe preferir lo local, porque eso es lo que producimos nosotros. Hay recetas de todo tipo, para todos los gustos, recetas funcionales, sencillas, económicas y rápidas, que hacen parte de un esquema que integra prácticamente todo y de ahí viene mi proyecto “Estoy Verd”.

 

En cuanto al público, siento que el proyecto ha tenido gran acogida porque antes era más difícil hablar de este tema, las personas pensaban que esto era para adelgazar o algo similar, pero ahora saben que es una manera saludable de alimentarse y junto a las redes sociales los seguidores de mis recetas me dicen “Hoy preparé esta receta con mi familia o con mi esposo” y en realidad es muy bonito.

 

¿Para usted, ser vegana va más allá de la alimentación, en cuanto a la ropa o el maquillaje?

Sí, hay muchas cosas que yo no uso, quisiera ser una vegana estricta. Trato de usar zapatos y bolsos de cuerina o mochilas, pero hay momentos en los que me toca usar zapatos y digo “gracias por este pedacito de dolor, lo siento”. Aparte de esto, no uso champú, ni bálsamo, lo preparo todo en casa, en la medida de lo posible trato de hacer todo sin que en mi vida el dolor de otros seres humanos haga parte de mi manera de vivir.

 

Preparamos tres mitos para que Margarita nos aclare ciertos conceptos que se tienen frente a los alimentos veganos:

 

  1. Los postres veganos se pueden consumir todos los días por ser saludables

Los postres son postres, y los veganos evidentemente tienen unas ventajas sobre los otros porque no usan harinas procesadas, generalmente hay unos que si, porque se espera que los azucares utilizados vengan de la fruta. No hay necesidad de consumir postres todos los días, claramente respetando el gusto de cada persona.

  1. Las embarazadas no pueden ser veganas

Si pueden serlo, de hecho hay un libro en Colombia muy famoso sobre el embarazo vegetariano e incluso tengo amigas vegetarianas que tienen unos hijos sanos y guapísimos, lo que pasa es que las personas vegetarianas deben ser muy responsables con su alimentación.

  1. La dieta vegetariana es muy cara

Claro que no, pienso que es mucho más barato comprar tomates, cebolla, albahaca, pimienta y hacer una salsa para una pasta, que de hecho ya es vegetariana, incluso se puede hacer una pasta con huevo. Comprar en la plaza nos beneficia mucho más que los productos en caja ya que los debes meter al microondas o al horno y ahí se terminan de destruir los pocos nutrientes que le quedaban al producto.

 

margarita ortega 3

Fotografía: Juan Franco @juanfrancofotografo