Blog

portada

Andrés Estrada: “El actor debe ser constante como el agua y pasional como el fuego.”

  |   Entrevistas

“El profe” como se le conoce al actor Andrés Estrada por su rol de entrenador de actores, cumple 20 años dedicados a la actuación, actualmente lo vemos en la Ley del corazón 2, interpretando al agente John Valero, un inteligente y seductor policía. Andrés, oriundo de Salento, Quindío, ha sido un apasionado por los estudios teatrales y este semestre cumplirá su sueño de graduarse como maestro en Arte Dramático de la Universidad de Antioquia.

Hablenos de su carrera actoral

Comencé con El Cartel de los Sapos, que fue un debut muy grande porque fue una producción que vio mucha gente, una serie icono en las series de televisión colombiana, entonces tuve la oportunidad de codearme con actores de mucha trayectoria, también trabajé en La Guaca con Marlon Moreno, entonces de entrada ya me tocó con los duros, de grandes ligas y aprendí con ellos, trabajé en Escobar el Patrón de Mal, en Tres Caines, siempre estuve en esos tramas donde hay bala y acción, porque mi perfil es muy urbano, de calle; no soy ni muy bonito para ser galán, ni el más feo para ser gañan.

 

Siempre tuve inquietud sobre la actuación para cine, así que viajé a Argentina y estudié algo de eso, teatro también y algo de dirección de actores; regreso a Colombia y comienzo a estar en talleres y llega una oportunidad con la Universidad de Antioquia para titularme como maestro en arte dramático, ha sido una experiencia netamente pedagógica, siempre estoy estudiando, es un aprendizaje constante.

 

Uno siempre tiene que aprender algo nuevo, es una profesión donde no hay una verdad absoluta y siempre hay que estar indagando, porque lo mismo que te sirve a ti no le sirve a otra persona. En televisión ha sido complicado, he tenido oportunidades allí, pero no muy largas, aunque he estado constantemente grabando.

 

La televisión es un poco más de trabajo, me cuesta mucho más que el teatro y el cine, es a otro trote, es muy diferente son lenguajes diferentes. De los tres, es el lenguaje que más me cuesta trabajo.

1

(Foto: Valentina Vidarte) 

“No soy ni muy bonito para ser galán, ni el más feo para ser gañan.”

2

(Foto: Valentina Vidarte) 

“El actor no sólo es el de televisión.”

Como actor, ¿Por qué cree que es importante seguir aprendiendo y estudiando?

 Es una profesión en la que nunca se termina de aprender, así yo tenga 80 años voy a seguir estudiando y seguir preparándome, porque todo el tiempo conozco una técnica nueva, porque lo que te sirve ya se desgasta entonces tienes que recurrir a una nueva. Creo que el actor debe ser constante como el agua y pasional como el fuego.

 

Los actores colombianos necesitamos más oportunidades, los actores de teatro estamos agradecidos de que nos den una oportunidad en la televisión, pero quisiéramos que nos dieran más, yo siento que aún sigo esperando esa oportunidad de hacer un papel grande, no soy el actor que va por la calle y le pregunten sobre su profesión porque he dedicado gran parte de mi vida a lo pedagógico, al teatro y al cine independiente, entonces creo que nos hace falta eso.

 

Un actor tiene que estar preparado, porque es muy difícil cambiar una primera impresión, es difícil tener una segunda oportunidad para cambiar una primera impresión y todo es cancha.

 

En La Ley del Corazón, me sentía un poco tenso y nervioso en las primeras escenas, pero ya después de la tercera escena me sentí tranquilo y en confianza, y siento que eso falta en la televisión: la confianza para los actores y las oportunidades para seguir.

¿Cómo llegó a ‘La Ley Del Corazón’?

Había hecho casting varias veces, pero siempre pasaba algo, este fue el quinto casting y me decían ‘’no, eres demasiado joven para el personaje’’, ‘’te ves muy viejo” o “no das el perfil”, y finalmente llegó la posibilidad de un personaje que a simple vista se veía sencillo, pero que tenía algo especial y era un policía, inteligente, experto en tecnología, coqueto y seductor; dentro de la historia le coquetea a la protagonista. Para mi fue fácil de cierta forma interpretar este personaje, porque mi papá era policía, entonces yo conocía un poco del tema.

¿Cuál es ese personaje que siempre ha querido interpretar?

Creo que estoy viejo para interpretar a ese personaje, pero siempre quise ser un futbolista, o un motociclista aventurero, son personajes que siempre he querido hacer. Ya he tenido la oportunidad de interpretar al bueno, al malo, a un policía, el amante, el novio, etc, pero nunca he tenido la oportunidad de ser un héroe, o alguien con quien la gente se identifique o para que los jóvenes se identifiquen.

¿Qué tipos de película le gustaría dirigir?

Me gusta el cine independiente, porque te muestra cómo es la vida, mientras que el hollywoodense te muestra como le gustaría que fuera la vida; le apunto a esas historias de drama, sin embargo, estoy abierto a todas las opciones.

¿Cómo se ve a futuro?

Yo pienso que todo esto que estoy haciendo es para llegar a ser un gran director, más que ser un gran actor quiero aprender toda la trayectoria que debe tener un actor para luego convertirse en un director, a futuro me veo como un cineasta que conoce de trabajo de dirección. Por eso he estudiado tanto teatro y tanta dirección para cine, le apunto a unos años a eso, a ser un director de cine que construya el trabajo con actores, porque hay directores que saben de cámaras y planos y lo estético, pero no saben la técnica y el trabajo del actor.

Entrevista por: Sebastián Ibáñez 

@IbaezSebastian

3

(Foto: Valentina Vidarte) 

“Los actores colombianos necesitamos más oportunidades.”

¿Qué planes tiene para este año?

Este año, voy a protagonizar un cortometraje que se llama ‘Viernes Santo’, que es con una productora de Estados Unidos, pero el director es colombiano, es un cortometraje de un gran formato, que se va a hacer en el eje cafetero, es una historia muy interesante y en donde tengo la oportunidad de protagonizar, y a final de año  voy a protagonizar una película que se llama ‘La Montaña del Silencio’ , una película bajo la dirección de Sandro Meneces.