Blog

portada andreina

Andreina Ramos

  |   Que Nota

Inspirada en la realidad de su país, Andreina Ramos busca lograr un despertar social a través de sus pinturas.

 

 

 

andreina unaDesde muy pequeña Andreina Ramos sintió gusto y pasión por el arte, con el pasar del tiempo esta joven venezolana, fue descubriendo el interés por plasmar a través de su trabajo artístico temas sociales, que lograran un despertar social.

 

En el año 2010, obligada por la opresión que se empezaba a vivir en su país, pues desde la academia sentía que no podía expresar sus opiniones libremente, debido a la politización de los sistemas educativos que  cada vez eran más simpatizantes del socialismo venezolano, encontró en Colombia una excelente oportunidad para desarrollar su carrera como pintora, donde según ella el momento  de resiliencia en el que se encuentra este país, ha sido motivo de inspiración para  combinar esos matices sociales y seguir despertando conciencias con su trabajo.

 

Andreina Ramos, abrió las puertas de su hogar a genterosa.com y compartió detalles de su pasión por la pintura, cómo fue tener que salir de su país y encontrar en Colombia una oportunidad para seguir adelante en su carrera artística y todo lo que ha vivido para convertirse en una persona ¡Qué Nota!

 

 

 

¿Por qué nació en ti la pasión o las ganas de querer aprender el arte del dibujo?

 

El gusto por el arte en general específicamente por la pintura y el dibujo inicio desde muy pequeña, me gustaba tener colecciones de colores, me gustaba escaparme a las tiendas donde estaban todo lo que fuera de cortar, pegar y manualidades, siempre fue algo visceral, poco a poco me fui interesando más por lo visual y por los temas sociales, traté de mezclar el arte con este tema. Esa es mi inspiración, en verdad es algo que es como una necesidad de decir o contar algo.

 

¿Cómo fue para ti la experiencia de prepararte en el arte del dibujo, en medio de la tensión que se empezaba a vivir en Venezuela?

venezuela adria

 

En realidad, por eso decidí emigrar porque realmente, primero yo me vine para Colombia hace ocho años en el año 2010, en ese momento me sentía oprimida como ciudadana venezolana, ya se empezaba a sentir las consecuencias de lo que estaba pasando y un medio donde me muevo y me gusta que es el arte, el cual es totalmente de expresión, se hacia cada vez más complicado, cada vez había menos oportunidades, por eso decidí emigrar y darle un foco diferente a mi carrera como artista.

 

¿Cuál fue la situación en la que definitivamente ya no aguanto más y me voy de Venezuela?

 

Cuando estaba en la universidad, ya las cosas se estaban politizando demasiado, las universidades y los sistemas educativos tenían que estar o ser simpatizantes de la ideología socialista, entonces me acuerdo que cada vez te quitaban más materias que estuvieran relacionadas con temas de interés internacional, agregando materias basadas en el socialismo, entonces ya no teníamos más opciones y cuando uno pensaba diferente los profesores te cuestionaban o te ponían trabas en el trabajo, a pesar de que mi trabajo no constan de ninguna ideología, realmente es muy neutral, mi concepto o inspiración de lo que quiero decir es acerca de la conciencia, la cual no tiene colores, pero igual por ser tan libre y por no ser tan radical siempre será juzgada por las personas que le temen a la libertad.

 

¿Por qué escogiste Colombia para desarrollar todo tu conocimiento en el arte?

 

Primero estaba clara en que donde quería vivir debía ser en Latinoamérica, todavía no me quería ir muy lejos porque tenía 18 años, entonces me vine sola no conocía a nadie, todo se fue dando más fácil en Colombia, me gustaba la universidad que tenía un parecido a como era en Venezuela, me sentía como en casa. Por eso escogí este país, además que me parecía un país muy interesante el cual me serviría de inspiración debido a que los colombianos también han pasado por conflictos, por eso sabía que iba a encontrar un despertar social muy grande.

 

 

¿Cómo fueron los primeros momentos de tu llegada a Colombia?

 

Fue algo complicado, primero por mi edad a mis 18 años, nunca había salido de mi casa, no conocía a nadie en esta ciudad, esto fue una elección totalmente personal, no fue como que me voy porque allá hay algún familiar, no tenía ninguna comodidad, lo único que tenía era que era Latinoamérica y que estaba cerca a Venezuela y mi familia. Pero fue muy difícil primero porque emigrar no es fácil en ningún lado, mientras te adaptas, mientras vas conociendo y aunque sean países vecinos, si hay matices distintos, pero a pesar de todo el colombiano siempre me trato muy bien, en este tiempo no he sentido ninguna falta, han sido muy amables con mis experiencias y con las personas tengo muy buenas anécdotas acá en cuanto al recibimiento.

 

 

¿Dices que te llama la atención algunas situaciones por las que ha pasado Colombia, cómo haces para plasmar en tu trabajo estas realidades?

 

Colombia me ha inspirado demasiado, primero porque es el país donde me toco luchar de dos maneras, una distante de mi país, pero es aquí donde he tenido mi lucha, donde he tenido que conocerme, donde he sufrido, llorado y extrañado a las personas que están en mi país, entonces a diario encuentro una inspiración a pesar de que toda la historia colombiana es demasiado interesante, si alguien o un país tiene un ejemplo de salir adelante creo que es Colombia. Por todo lo que ha pasado y  una de las cosas que plasmo en mis dibujos es la parte del despertar social, siento que Colombia ha hecho una resiliencia tan grande para salir adelante y tan grande para quitarse esa mancha de toda la mala reputación que ha tenido por algunas ideologías que han querido  opacar las partes positivas que tiene este país y esa lucha social que se  ha formado a mí me parece impresionante, yo creo que los colombianos se cansaron de que sean los  que siempre tenían algo negativo hacia ellos y dijeron no mira nosotros tenemos muchas cosas que decirle al mundo y han logrado ser escuchados.

 

 

segunda andreina

 

¿Cuáles han sido tus principales logros como artista en Colombia?

 

La mayoría de mis exposiciones han sido en este país, he expuesto en Virgilio Barco, Julio Mario Santo Domingo, han sido los dos lugares más emblemáticos que más me han llamado la atención cuando he expuesto mis pinturas, también en la galería casa cuadrada, en Bucaramanga en el Solar, cada uno de estos logros me han animado a seguir y todas las personas a las que doy a conocer mi trabajo que con las palabras que me dicen, me hacen sentir gratificante, también que por ser emigrante siempre es más fácil llegarle al público, que logren entenderte.

 

 

 

¿Qué viene para Adriana en cuanto a tu trabajo en el arte para este 2018?

 

Seguir pintando, incorporándole más madurez y contenido a mi trabajo, que cada vez sea más claro y especifico en lo que quiero decir con mi pintura, para que le puede llegar a más personas, porque yo lo uso más que todo como una sanación para mí, mi trabajo es algo muy sanador. Entonces me gustaría que en algún momento las personas lo puedan entender y les pueda servir igual que me sirve a mí.

 

 

otra andreina¿Qué técnicas te gustaría fusionar en tu trabajo?

 

En cuanto técnicas, texturas, color, me gustaría meterme más en que mi trabajo salga más a la calle, que no se quede en el cuadro y ya, que la gente lo vaya a ver en una galería o en una exposición, me gustaría que fuera un poco más social.

 

 

 

¿Cómo te ves en un futuro?

 

Me veo como una gran pintora, aunque soy diseñadora también y me gusta mucho, pero la pintura es lo que más me mueve a pesar de que es algo tan visceral y lo hago con cero intereses económicos, obviamente si chévere si viene, pero el arte no lo puedes ver de esa manera, el arte es algo más genuino y debe importarte más lo que tiene que decir que lo que vayas a recibir.

 

 

¿Has pensado en dedicar una de tus series a Venezuela?

 

Si, bueno yo creo que todo mi trabajo está dedicado a mi país, porque yo pinto y estoy interesada y lo que me mueve es pintar despertares de conciencia, entonces eso va a la parte de inclusión, compasión, al despertar, el dolor, todo esto hace que tu conciencia se despierte y se eleve, entonces creo que todo lo que ha pasado en Venezuela a mí me influye personalmente y creo que está plasmado ahí, a lo mejor no tan literal, pero sentimentalmente lo está, porque es un viaje de todo lo que yo he sentido desde que me vine de mí país.

 

 

ultima adriana

¿Tres palabras que te definan como pintora?

 

 

Color, diversidad e integración

 

Color porque es la herramienta que más uso para expresarnos.

 

Diversidad porque me parece que es el regalo más grande que le ha podido dar la raza humana al mundo.

 

Integración porque en la unión esta la fuerza y somos parte de un todo.

 

¿Qué es lo que más extrañas de tu país?

 

Lo que más extraño es la gente y aunque suene un poco folclórico pero la idiosincrasia venezolana me hace mucha falta.

 

 

¿Un concejo que le quieras regalar a esas personas que están pasando por un momento similar a lo que tu viviste hace ocho años?

 

Realmente ahora es mucho más fuerte, cuando yo me vine teníamos más puertas abiertas, ahora creo que cada vez más se van cerrando, pero que vean el exilio, como una oportunidad de expandirse, como algo positivo y que a pesar de que siempre vamos a ser venezolanos que no se aferren tanto a un lugar, porque somos ciudadanos del mundo y que aprendamos de todas las culturas porque la diversidad para mí es el regalo más grande de la raza humana.